Tras nueve días de  huelga por parte de los  trabajadores del Colegio Universitario Unap, el conflicto no ha sufrido variaciones  y como consecuencia de esta situación, 600 estudiantes  no han podido regresar a sus salas  de clases en este año escolar 2018. La situación se hace cada vez más tensa, por lo que apoderados y padres de los niños y jóvenes afectados  también alzaron sus voces este viernes, para exigir el derecho de estudiar de sus hijos. Ante esta situación, el  Seremi de Educación de la Región de Tarapacá, Francisco Prieto explicó que la Superintendencia se acercó este viernes  al Colegio Unap  a fiscalizar,  por lo que hizo  un  llamado al Rector de la  Universidad, Gustavo Soto, “para que dé la cara” y solucione definitivamente este conflicto.