La modificación de la ley de tránsito, en lo relativo a la protección de menores, exige que desde este viernes 17 de marzo, es obligatorio el uso de sillas de retención infantil, estableciendo multas que van a más de 67 mil hasta más de 135 mil pesos, y la suspensión de licencia a los infractores entre cinco y 45 días.

La comunidad critica la norma en lo referido a la edad – hasta 9 años – y la situación de número de hijos.

Ver con lengua de señas