Hace un año la presidenta Michelle Bachelet promulgó la ley de reciclaje y responsabilidad extendida del productor – REP – iniciativa destinada a formalizar una industria del reciclaje en Chile, responsabilizando a fabricantes e importadores de seis productos prioritarios de organizar y financiar la recuperación de los residuos generados por sus productos, como son aceites lubricantes, aparatos electrónicos y eléctricos, baterías, envases y embalajes, neumáticos y pilas.