A más de dos años de la declaración de quiebra de los astilleros Marco Chilena en Iquique, alrededor de 120 trabajadores afectados decidieron demandar a la empresa, en la figura de Hans Schmidt, quien la representaba en el momento de su quiebre, en junio de 2017. En este inicio de juicio en el tribunal del trabajo, los ex trabajadores van por el pago de remuneraciones pendientes, vacaciones, aguinaldos y sobre todo, los pagos previsionales, que en algunos casos alcanzarían a cinco años y más.

LENGUA DE SEÑAS