La ciudad y la región vive el período de vacaciones de invierno, como todo el país, pero con un ingrediente adicional: el atractivo que significa la realización de la tradicional festividad religiosa de La Tirana, que atrae a una multitud de visitantes. Sin embargo, Iquique no capitaliza esta alternativa, ya que no hay programas diferentes al tradicional paseo a la playa.

No hay visitas programadas al interior y tampoco los museos de la ciudad ofrecen algún panorama de fin de semana, ya que trabajan sólo hasta el sábado y cierran domingo y lunes.

LENGUA DE SEÑAS