Desde este lunes, la Liga Chilena contra la Epilepsia, puso en marcha su farmacia en Iquique, lo que de hecho es una alternativa para quienes están afectados de alguna forma de epilepsia, un mal de larga data y que requiere de medicamentos de alto costo.

La farmacia está ubicada en Gorostiaga 451 y bajo la conducción del químico  farmacéutico iquiqueño, Pablo Silva, atenderá de lunes a sábado, llevando un alivio en salud y económico a muchos hogares locales.