Con una marca promedio de siete horas diarias, se ha manifestado el fenómeno de mal tiempo que tiene a las regiones del norte en alerta roja, desde la noche del miércoles, lo que ha permitido según la autoridad regional disponer de medios económicos, humanos y materiales, para atender la emergencia, que ha significado pueblos aislados, corte de caminos, gran número de damnificados , evacuados y el deceso de dos personas en Tarapacá, ocurridos en Camiña y Macaya. La autoridad regional no descarta la posibilidad de un incremento del mal tiempo en las próximas horas.