Desde este lunes 15 y con carácter de indefinido, los médicos generales de zona de Tarapacá, que se desempeñan en los distintos centros de salud urbanos y rurales, han iniciado un paro de carácter indefinido, motivado por el incumplimiento de algunos estímulos y la supresión de turnos en los establecimientos de salud. Dada las condiciones de la región, los médicos estiman que la supresión de estos estímulos desincentivan la llegada de otros profesionales, recalcando que su prioridad es la salud pública, la atención primaria.

LENGUA DE SEÑAS