Un riesgoso hábito practican los peatones en el centro de la ciudad, cruzando las vías por lugares que no corresponde, como a mitad de cuadra, o con la luz del semáforo en rojo.
Algunos peatones reconocen esta mala costumbre y los conductores señalan que es un riesgo para el infractor y para los que van movilizados en sus vehículos, provocando a veces tacos o accidentes.

LENGUA DE SEÑAS