La celebración de la fiesta de La Tirana, sin duda va más allá del ámbito de la religiosidad popular, ya que impacta significativamente en la afluencia de visitantes, muchos de ellos turistas, venidos desde distintos lugares de Chile y del extranjero. La actividad comercial y especialmente la hotelería y turismo receptivo, reconocen una buena semana.

LENGUA DE SEÑAS