Un férreo respaldo del Partido Comunista, la Izquierda ciudadana y también de la comunidad, encontró la iniciativa de la diputada Camila Vallejos, que propone una jornada de 40 horas semanales, con la finalidad de favorecer a los trabajadores, para que estén más tiempo con sus familias, sin rebajar sus remuneraciones.

Ver con lengua de señas