Un completo operativo realizó la Gobernación Provincial en conjunto con la Municipalidad de Iquique. El objetivo fue regularizar y sacar de las calles a los comerciantes ambulantes que trabajaban con permiso municipal vencido o sin permiso.