La reciente temporada estival dejó como enseñanza que no se puede depender, en turismo, de una sola fuente, como era el caso de los visitantes argentinos, que en esta temporada fueron a la baja, siendo suplidos en parte por turistas bolivianos y chilenos.

Esta experiencia ha motivado a incentivar la oferta iquiqueña, en otras regiones de Chile y para otras temporadas, para evitar la dependencia estacionaria.

LENGUA DE SEÑAS