A estas alturas del partido, los teléfonos públicos, han perdido casi totalmente su toque interesante, que concitaba a un público que no tenía acceso a la telefonía de hogar y en un tiempo en el cual el celular o no existía o era muy caro.

Lengua de señas