Los turistas ya se empiezan a notar por el borde costero de la ciudad, caminando en familia y ratificando el lema de que “en Iquique siempre es verano”. La playa atrae a niños y adultos.

LENGUA DE SEÑAS