La presencia de turistas de diferentes lugares de Chile y visitantes de países vecinos, por el centro o camino a la playa, marca ya el verano iquiqueño, con visitantes que vinieron para las fiestas y se quedan dos o tres semanas.

El motivo de su venida, dicen, está en la playa, el clima, la tranquilidad, la comida  y los atractivos locales, opiniones de quienes ya vinieron en años anteriores o de los que lo hacen por primera vez.

LENGUA DE SEÑAS