A casi un mes de las Fiestas Patrias, nuevamente no hay un lugar claro donde se instalarán las ramadas. Un panorama recurrente cada año, donde la improvisación durante las celebraciones pasadas le costó cerca de 50 millones de pesos al municipio. Panorama poco claro, a pesar de que ya existen turistas interesados en pasar el 18 en la ciudad.

Lengua de señas