La víspera del día de la Virgen del Carmen se vivió en La Tirana con los tradicionales bailes, entre morenadas y diabladas, peregrinos pagando las mandas, comerciantes aprovechando la temporada para obtener ganancias y turistas que llegaron atraídos por la fama de la fiesta religiosa más grande del norte de Chile.

LENGUA DE SEÑAS